SENTIMIENTO MUERTO

 
 

Un recuerdo que permanece

 

Desde el principio Sentimiento Muerto marcó la diferencia con sus cassettes caseros, llaveros, calcomanías, franelas, tiras cómicas, el logo del corazón tachado y sus graffitis

 

Gregorio Montiel Cupello

 

 

Sentimiento Muerto es el primer grupo de culto en la historia del rock venezolano. A 18 años de su disolución, de una u otra manera sigue presente en el panorama real o imaginario de nuestro rock and roll a través de discos, conciertos in memóriam, canciones que suenan en la radio, páginas web, notas de prensa o cortometrajes.

 

Además de que sus ex integrantes se han mantenido ligados a la música. Luego de la separación, pasaron a engrosar varias experiencias que alimentaron el rock y el pop locales, Dermis Tatú, La Calle, P.A.N., Biorritmos, o Sur Carabela.

 

Hoy día Dagnino canta con Los Pixel. Wincho Schafer es el bajista y cantante de Atkinson La Banda. Alberto Cabello representa grupos musicales. Edgar Jiménez, que se dedicó al diseño gráfico, editó en 2010 "Con el Sentimiento Muerto" actualizando temas de la banda. Sebastián Araujo es el baterista de Bacalao Men y tiene un programa músical en Avila TV. Héctor Castillo desde Nueva York se ha dedicado a producir a David Bowie, Björk o Gustavo Cerati.    

 

Y Cayayo, que murió el 17 de noviembre de 1999, continúa en la memoria de muchos por lo que significó y los gratos recuerdos que dejó. Por su cuenta, aparte de músico, produjo agrupaciones como Claroscuro y Dios le Pague, así como el ciclo de rock "Miércoles Insólitos" en 1998 y 1999.  

 

"Miraflores"

 

Bajo el influjo punk, SM nació en 1981 como “Dead Feeling”. Después castellaniza su nombre y a partir de 1986 capitanea la renovación del rock venezolano que protagonizaron junto con Desorden Público y Zapato 3. 

 

Entre 1981 y 1985 el rock duro y heavy de Arkángel, Resistencia, Fahrenheit o La Misma Gente fue el que captó la atención del público, las disqueras y los medios. Pero a mediados de los 80 pierde su ímpetu y es cuando saltan a la palestra SM, DP Y Z3 con una nueva manera de decir las cosas.

 

SM en especial descollaba con sus cassettes de producción independiente, llaveros, calcomanías, franelas, las tiras cómicas del "Dr. S. Muerto" y porque con su logo del corazón tachado graffitearon una serie de paredes tanto en Caracas como en el interior.

 

Su denominación producía cierto temor y rechazo, e incluso algunos de los nombres de sus músicos (¿coincidencias de la vida?) estaban a tono con el espíritu irreverente de la formación: Alberto Cabello Morao y Pablo Dagnino (se pronuncia "dañino").  

 

Se comenzó a hablar mucho de ellos y de sus presentaciones en el Ateneo de Caracas o en Mata de Coco, en las que sobre pantallas de papel dibujaban con spray su logotipo, los integrantes bajaban a rapel del techo, usaban proyecciones del viejo formato de cine Súper 8 o apelaban al teatro para complementar lo que decían sus canciones.

Sus letras iban al grano, como en "Miraflores", entonces dirigidas a los gobiernos de AD y COPEI, pero que muy bien le calzan a la gestión del presidente Chávez y del PSUV:

"Quiero trabajar en el gobierno/ Para tener una casa gigante/ Para que nadie a mí me aguante/ Para no sufrir la escasez/ Para que me besen los pies/ Para tener ocho choferes/ Para tener cinco mujeres/ Para ser parte de la corrupción/ Para demostrar que soy un buen ladrón".

Por esos días Pedro Vicente Lizardo, el popular PTT, cantante, guitarrista y poeta urbano de La Misma Gente, siempre con buen tino y lucidez para analizar y decir las cosas, y a pesar de que estaba en otra acera del rock, comentó: "Es importante que exista Sentimiento Muerto, están en algo, creen en ellos, cuidan sus líricas y hacen un espectáculo global. Además, es el único grupo que hizo lo que nunca se ha hecho en Venezuela: una campaña nacional de graffitis". 

Su contagioso carisma pronto llegó a oídos internacionales y fueron invitados al I Festival de Rock Iberoamericano en Madrid entre el 28 y el 30 de noviembre de 1986, compartiendo cartel con Charly García, Pedro Aznar y La Torre de Argentina; Miguel Ríos, El Ultimo de la Fila y Ñu de España; Paralamas do Sucesso de Brasil, El Tri de México y Aparato Raro de Chile.

El mismo Fito Páez fue el productor de su primer disco, editado al siguiente 1987: "El amor ya no existe hay que hacerlo", luego de una desaveniencia con Andrés Calamaro, a quien inicialmente se le confió el trabajo. 

Por igual, los primeros videoclips de un conjunto venezolano que transmitió el programa MTV Latino (preámbulo del canal MTV Internacional) fueron los de dos canciones de SM: "Cabeza" (realizado por Vity Rodríguez) y "El payaso" (filmado en 16mm, en Nueva York por Juan Carlos De Los Ríos).

En ese viaje a la Gran Manzana, fueron entrevistados por la entonces anfitriona Daisy Fuentes en MTV Internacional, fueron documentados por el programa “A Toque” por Erika Tucker y aprovecharon para presentarse en el mítico CBGB, local nocturno que en los años 80 fue una de las plataformas indispensables para la difusión del punk y la new wave internacionales.

Para 1990 no había duda, era el grupo más popular y con mayor arrastre en el rock venezolano. El 26 y 27 de abril de ese año se hizo en el Poliedro el concierto "Hecho en América" con Fito Páez, SM y Charly García, que iban a tocar en ese orden según lo convenido. Mas el primer día no los dejan hacer prueba de sonido y quieren que toquen de primeros. Resultado: Se dan su puesto y no tocan. Al día siguiente sí se respetan los acuerdos, el quinteto sale y los 10 mil presentes corean sus canciones y ondean banderas de venezuela.

A la 4ta. la vencida

Varias veces el rock venezolano, cuyos orígenes se remontan a fines de los años cincuenta, tuvo interrupciones en su secuencia histórica. Fue a partir de 1986 que comienza con Sentimiento, Desorden y Zapato el cuarto gran momento del rock criollo, que ha durado hasta el día de hoy.

De esos tiempos quedó DP, pero también Los Amigos Invisibles y Caramelos de Cianuro, que nacen luego, hacia 1991, pero dentro de lo que ya se había generado.  

Horacio Blanco, el cantante de DP, muchas veces ha reconocido la influencia que significaron para él tanto Pablo Dagnino como SM.

Solares, el grupo de los hermanos Segura tras Z3, grabaron y pegaron en 2004 "Culebrón", y Los Amigos Invisibles en 2005 "Ganas", ambas de SM. 

Agrupaciones que surgieron posteriormente: Candy 66, La Puta Eléctrica, Los Mentas, Hora Cero, Luz Verde, Después de vieja, Supernova, Sur Carabela, V´lis, The Chewbacca Project, Submarino y Wyz también han recreado las canciones de SM. 


El pasado 25 de julio de 2010, en el marco de los 20 años del Festival Nuevas Bandas, se montó un grupo especial para recrear una lista de temas significativos del rock venezolano de las últimas dos décadas. Por supuesto que una de SM no faltó: "Descargar", así como "Terrenal" de Dermis Tatú, el grupo que siguió tras la disolución de SM el 10 de septiembre de 1992 al regresar de probar suerte en Bogotá, y que conformaban Cayayo en guitarra, Héctor Castillo en bajo y Sebastián Araujo en batería. Es decir, la última formación de SM pero sin Pablo.

Sentimiento vive.